English

Twitter Linkedin Facebook
 

  ¿Cómo elegir tu especialista?  
 
   
 
 
 
 

En busca del profesional idóneo

Esta tarea fundamental demanda tiempo y criterio para no tomar decisiones apresuradas de las que uno se pueda arrepentir más tarde.
Lo ideal es recurrir a un médico que se dedique exclusivamente a cirugía estética, aunque existan otros profesionales que se postulen como capaces de efectuar la intervención -dermatólogos, oftalmólogos, cosmetólogos -, y que tenga una amplia trayectoria en el área.

El arte de la cirugía estética, que por lo general se concreta en personas sanas que desean mejorar su aspecto, requiere de cierto entrenamiento y criterio que sólo lo da la especialidad y el talento. Lo más difícil en la consulta es saber decir no y el paciente debe jerarquizar, reconocer y aceptar esa decisión del cirujano plástico. Es importante valorar al profesional que claramente antepone su creencia al lucro.

También se aconseja verificar la matrícula del profesional, asesorarse con conocidos y otros médicos sobre los antecedentes del cirujano a elegir. Existen algunas preguntas que no tienen porqué incomodar al especialista, tales como dónde, cómo y con cuáles maestros se formó, cuántas operaciones de este tipo ha hecho etc...
No hay que descartar la posibilidad de pedirle fotos.

La primera entrevista nunca debería durar menos de treinta minutos. Un buen profesional se tomará su tiempo para escuchar al paciente con atención, observarlo, evaluar sus expectativas y explicarle sin escatimar detalles los riesgos y beneficios que se pueden esperar de la intervención.

Los profesionales recomiendan que al momento de retirarse del consultorio luego de la entrevista no queden dudas, aunque crea que sus preguntas parezcan tontas o insistentes: descripción del procedimiento, riesgos a asumir, tipo de anestesia utilizada, duración de la operación, características del posoperatorio, etcétera.

 

Consultar